Hay cada vez mas parejas que buscan viajes de aventura por españa.

 

Se trata de viajes y/o vacaciones en las que lo fundamental es hacer todo tipo de actividades de aventura: ya sea montar a caballo, rutas en quad, en 4×4, en buggy, en barco, clases de buceo, parapente, descenso de barrancos, piragüismo, espeleología, senderismo, bicicleta de montaña, motos de agua, catamaranes, embarcaciones y hasta avistamiento de aves son algunas de las actividades vinculadas a este tipo de turismo.

Cádiz. Viento y mar. Los dos ingredientes indispensables para realizar actividades relacionadas con el mar: surf, windsurf, kite…

Lanzarote. Además de la tierra volcánica, la isla es apreciada por sus aguas para bucear y hacer surf. Descubrireis un fondo marino alucinante, lleno de especies que harán de tu experiencia canaria algo inolvidable.

Asturias entera es sin duda el paraíso español por excelencia del turismo activo y de aventuras, digno de ser destacado por su vinculación por ejemplo al río Sella, alrededor del cual se organizan numerosas actividades acuáticas.

Aragón es un buena alternativa para hacer deporte y disfrutar de la naturaleza del Pirineo Aragonés. En un sitio tan espectacular como en pleno Pirineo Aragonés son infinitas las opciones para aprender y practicar deportes extremos de invierno, como el esquí de travesía, el esquí de fondo, el esquí alpino y los saltos de esquí.

Guipúzcoa es senderismo, y hay muchísimos senderos de montaña de distinta dificultad. De entre todas las posibilidades destacar dos rutas especialmente interesantes: El Camino Ignaciano y la Ruta de los Dólmenes.

Cantabria. Esta arropada por los majestuosos Picos de Europa, bañada por el Mar Cantábrico en sus 220 kilómetros de costa y con sus más de 90 playas es única en la España Verde y un regalo para aquellos que buscan una experiencia inolvidable de turismo activo.

Huesca es una región destacable al hablar de turismo activo. Aquí encontrarás unos parajes naturales de increíble belleza a los pies de los Pirineos y muchas opciones para realizar actividades al aire libre.

Mallorca tiene un enorme potencial como referente de turismo activo. Con su Sierra de Tramontana y sus impresionantes playas y calas de agua cristalina no es de extrañar que aquí puedas practicar multitud de actividades de aventura. Salte de lo convencional y descubre que hacer senderismo, cicloturismo y buceo en la isla es más que recomendable.

Galicia tiene mucho que ofrecer a aquellos que buscan actividades de turismo activo. Además del archiconocido, y casi obligado, Camino de Santiago, en Galicia podrás descubrir paisajes de ensueño subido en una bici de montaña o haciendo rafting.